Universidad Tecnológica de Bolívar

Una institución con vocación empresarial e internacional

¡Más allá de la meta, consolidando la excelencia!




Inspirados en una visión para Cartagena, Bolívar y el gran Caribe que permita reconocerlas como regiones inclusivas, solidarias, capaces de irrigar bienestar y riqueza para todos, en la Universidad Tecnológica de Bolívar continuamos trabajando en la consolidación de un proyecto educativo de alta calidad basado en la pluralidad, la integralidad del ser y en el rol que el conocimiento científico, técnico y social, tiene en el crecimiento integral de una región con uno de los mayores potenciales de desarrollo

El plan conserva las cinco apuestas de futuro para el logro de la visión:

  • Investigación y formación de alta calidad
  • Internacionalización
  • Modelo educativo siglo XXI
  • Desarrollo social, humano, empresarial y regional
  • Gestión institucional sostenible.

Para garantizar su cumplimiento con criterios de eficiencia, efectividad y sostenibilidad se han establecido actividades concretas agrupadas estructuralmente en los siguientes cinco proyectos estratégicos, todos ellos estrechamente relacionados, que tributan al cumplimiento de las metas y al Plan de Mejoramiento Institucional y cubren comprensivamente nuestras actividades (académicas, administrativas y de bienestar institucional) y funciones misionales (formación, investigación y extensión).

  • Modernización administrativa y buen gobierno
  • Fortalecimiento académico
  • Gestión y desarrollo del talento humano
  • Aseguramiento de calidad
  • Relación con el entorno.

REVISIÓN DEL PLAN DE DESARROLLO TRAS LA ACREDITACIÓN INSTITUCIONAL

Durante el año 2012, los procesos de autoevaluación, los informes de pares y planes de mejoramiento, tanto de programas como de la Institución y los retos por aumentar la competitividad y productividad de la región, fueron la causa para una revisión del plan de desarrollo orientada a seguir consolidando los rasgos de calidad para lograr la reacreditación institucional al 2015 y continuar liderando los procesos de transformación del entorno.

Fases del proceso de la revisión del plan de desarrollo

Este análisis interno permitió realizar un primer diagnóstico de la realidad institucional en lo académico y administrativo, a la identificación de fortalezas y aspectos por mejorar, a la efectividad del sistema de indicadores, y a la articulación del plan de mejoramiento con el plan de desarrollo institucional. Así mismo, este análisis interno se complementó con el estudio de las tendencias, a nivel nacional e internacional, de los retos y compromisos que deben enfrentar las universidades de alta calidad para el mejoramiento de la competitividad de las regiones y del país.

El ejercicio de planeación de la Universidad fue un proceso riguroso y responsable realizado a través de talleres que contó con la participación activa de todos los estamentos de la Institución y permitió la construcción de escenarios posibles a partir de la identificación de las principales tendencias, factores de cambio en el entorno y situación interna. Estos aspectos aportaron nuevos elementos para determinar las brechas entre la situación actual y las alternativas visualizadas, generar nuevos interrogantes sobre el crecimiento y desarrollo de la UTB y encontrar las respuestas de la Universidad de un modo innovador.

El ejercicio del año 2011 permitió identificar los grandes desafíos frente a una visión amplia de futuro de largo plazo, exigiendo repensar el rol de la Universidad en una sociedad del conocimiento para generar los cambios y transformaciones requeridos con el fin de convertirse en la mejor universidad de la ciudad, propulsora del desarrollo de la ciudad y la región.

Se definieron como principales retos al 2015 los siguientes:

  • Crecer con calidad para seguir siendo una universidad competitiva en el nuevo contexto de la Educación Superior y lograr la reacreditación al 2015.
  • Continuar la construcción de una visión organizacional dual. De un lado, desarrollar el proyecto de una universidad de formación con investigación que aporte al fortalecimiento de la innovación y, en paralelo, el de una universidad para la transformación productiva que permita la generación de empleo, la inclusión social y la superación de la pobreza.
  • Garantizar los recursos necesarios para la sostenibilidad y consolidación financiera mediante el mejoramiento de la productividad, el crecimiento de la población estudiantil y la diversificación de otras fuentes de ingreso.

DESPLIEGUE ESTRATÉGICO

El despliegue estratégico está centrado en tres grandes ejes de trabajo: la calidad, la sostenibilidad y el impacto.

La calidad, como herramienta para mantener el estándar de excelencia y mantenimiento del compromiso que como miembros de la UTB estamos invitados a acudir, para continuar construyendo logros, consolidando relaciones y dando vida a los valores que la Universidad pregona.

La sostenibilidad, como compromiso para el cumplimiento de la misión y con un modelo de gestión que permita afrontar los retos cambiantes del entorno y ser competitivos.

El impacto, para hacer evidente nuestro compromiso por la construcción de un sentido integral y efectivo de desarrollo humano sostenible que dé cuenta de una oferta formativa, particularmente de posgrado, y de una actividad de investigación centradas en generar soluciones a las principales problemáticas del contexto y, por tanto, construida desde la interdisciplinariedad. La rendición de cuentas de la UTB se dará en términos de la efectividad de la construcción de esta visión y de su capacidad de integración con el sector público, empresarial y en general con las principales instituciones de la sociedad civil.

El despliegue estratégico está constituido por actividades, éstas se encuentran contenidas y organizadas estructural y comprensivamente en 5 proyectos y 20 sub-proyectos, los cuales están estrechamente relacionados y tributan al cumplimiento de las metas del plan de desarrollo institucional.

Plan de Desarrollo Institucional - PDFI


Proyecto 1: MODERNIZACIÓN ADMINISTRATIVA Y BUEN GOBIERNO.

Objetivo: adecuar la estructura organizacional y de gobierno de la Universidad para garantizar el desarrollo de las actividades (académicas, administrativas, bienestar) y funciones (formación, investigación y extensión), bajo reconocidos estándares de calidad.

Proyecto 2: FORTALECIMIENTO ACADÉMICO

Objetivo: definir e implementar estrategias que permitan el fortalecimiento de las actividades académicas y de las funciones sustantivas de la UTB.

Proyecto 3: GESTIÓN Y DESARROLLO DEL TALENTO HUMANO.

Objetivo: revisar las estrategias de atracción, retención y desarrollo del mejor talento humano para el cumplimiento de los objetivos institucionales.

Proyecto 4: ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD.

Objetivo: consolidar el modelo de aseguramiento de la calidad UTB para garantizar el óptimo desarrollo de las actividades y funciones de la Universidad.

Proyecto 5: RELACIÓN CON EL ENTORNO

Objetivo: definir las estrategias de relación con el entorno con el propósito de contribuir con la sostenibilidad de la Universidad y la afirmación del carácter institucional.

Apuestas y vectores del plan


Mapa de Vectores


Esta apuesta parte de la misión y es coherente con el rol de la Universidad en la sociedad del conocimiento de generar, transmitir críticamente, aplicar y conservar el conocimiento. La interpretación de este rol lleva implícita una discusión que refleje la tensión entre el carácter crítico y funcional de la universidad, pues no sería legítimo reducir su misión social a la de ser un simple proveedor de conocimiento útil para la producción, sino que además debe asumir su responsabilidad frente a la transformación general de la sociedad, en la cual el saber técnico científico, la creación de cultura y de identidad, el pensamiento crítico y la formación de ciudadanos responsables son su principal objetivo.

La excelencia es un firme propósito que se refleja en el desarrollo de la oferta académica, de sus profesores, estudiantes y de su infraestructura física y tecnológica, que dependen del carácter de universidad, el cual se valida a la vez con el reconocimiento oficial que se otorga a los procesos de acreditación nacional e internacional. La existencia de una excelente oferta académica y los esfuerzos por la generación de programas de formación científica (maestrías y doctorados) son un diagnóstico favorable de las capacidades de la universidad y de los esfuerzos adelantados en el Sistema de Calidad Institucional.

Las discusiones actuales relacionadas con la calidad de la UTB contemplan seguir consolidando rasgos de calidad para la renovación de la Acreditación Institucional como elemento necesario para lograr reconocimiento a nivel nacional e internacional en el cumplimiento de la misión, visión, los objetivos y la pertinencia social de la institución.

Los procesos de acreditación en la UTB han permitido la reflexión, la autoevaluación y el mejoramiento de las capacidades de los elementos esenciales que integran el sistema educativo. Estos se constituyen en un medio eficaz para el mejoramiento interno de la institución y acrecentar la confianza de la empresa y la sociedad.

Esta apuesta comprende los siguientes vectores:

Los propósitos de la investigación en la Universidad Tecnológica de Bolívar están ajustados a los retos que señala la sociedad del conocimiento en cuanto a generar, transmitir críticamente, aplicar y conservar el conocimiento; a la necesidad de articular los procesos de investigación con los procesos de docencia, gestión, extensión y proyección social, ejes de la acción académica e institucional de la universidad; y a la importancia de la investigación como la base en la construcción de nuevas capacidades de la sociedad, las cuales sirven a las necesidades competitivas del sector productivo, en la búsqueda de altas tasas de crecimiento y en amplios beneficios para la sociedad como un todo.

Objetivo estratégico

Promover, apoyar y fortalecer la investigación y la innovación para generar, difundir, apropiar y transferir el conocimiento y mejorar la calidad y pertinencia de los procesos de formación y de articulación efectiva de la Universidad con su entorno.

El desarrollo de los posgrados contemplará el rediseño de la oferta de especializaciones, que en un futuro puedan dar paso a las maestrías y a los doctorados. Teniendo en cuenta las fortalezas en investigación se diversificará la oferta existente y se llevarán a cabo alianzas estratégicas con universidades nacionales y extranjeras para el fortalecimiento de la oferta de maestrías y doctorados.

Objetivo estratégico

Desarrollar programas de posgrado en diferentes campos del conocimiento con propuestas metodológicas innovadoras que respondan a las necesidades de formación y/o de investigación de distintos segmentos de población.

La caracterización de la Universidad Tecnológica de Bolívar como centro de excelencia académica supone un esfuerzo intenso y continuo de redefinición de los ordenamientos bajo los cuales se cumplen las funciones de docencia, investigación y extensión y el énfasis en acciones que conduzcan a consolidar, cualificar y ampliar su espacio de influencia sobre el conjunto de la educación superior colombiana. La promoción de la excelencia académica sólo puede cumplirse hoy a condición de asegurar el reconocimiento por parte de pares y organismos nacionales y extranjeros, de la calidad de sus programas y la labor cumplida por la Universidad. La exigencia de calidad es inseparable de la pertinencia, en la medida en que ésta se interprete como la búsqueda de soluciones efectivas, coherentes y oportunas a las necesidades y problemas de la sociedad. En esta perspectiva, la calidad de la Universidad depende de la calidad de la oferta académica, de sus profesores, estudiantes y de su infraestructura física y tecnológica.

Objetivo estratégico

Consolidar los rasgos de calidad en la docencia, la extensión y la investigación mediante, una oferta actualizada de programas y pertinente a las necesidades de la región; con un cuerpo profesoral con formación avanzada y capacidad investigativa de reconocida trayectoria a nivel nacional e internacional; con un proceso educativo que potencie el desarrollo de competencias en los estudiantes y mejore el perfil de los egresados; con una infraestructura física, tecnológica y de bienestar acorde con los requerimientos de la institución, todos estos, factores fundamentales para el logro de los más altos estándares de calidad tanto a nivel nacionales e internacional y el posicionamiento institucional a nivel nacional.

La internacionalización se consideró determinante en la planeación de la Universidad, dada su enorme incidencia en la calidad educativa para crecer desde lo local con perspectiva universal.

Una verdadera internacionalización tiene grandes implicaciones para la transformación organizativa y académica de las universidades. La definición más aceptada es el proceso integrador de la dimensión internacional, intercultural y global en los propósitos, las funciones y la forma de proveer la enseñanza, la investigación, la financiación de proyectos y los servicios de la Universidad. En esta perspectiva, las políticas de internacionalización se entienden como un proceso continuo en el quehacer universitario; es decir, transversal a todos los programas y áreas, de manera central y no marginal; con un enfoque tridimensional: internacional, en cuanto a la relación entre países, naciones y culturas; intercultural, en cuanto a la diversidad cultural en un mismo territorio, y global frente a su cobertura y alcance.

Esta apuesta comprende los siguientes vectores:

Este vector contempla políticas que favorezcan la integración de la dimensión internacional en los contenidos académicos y preparación de los estudiantes para actuar profesional y socialmente en un contexto internacional y multicultural. Plantea como condición sine qua non la necesidad, en el corto plazo, de promover un alto nivel de bilingüismo. Busca insertar la cultura de internacionalización en la praxis diaria de la Universidad.

Objetivos estratégicos

  • Construir una nueva cultura de internacionalización a nivel institucional (profesores, estudiantes y administración) que reconozca la importancia de esta dimensión en la formación.
  • Desarrollar en los estudiantes habilidades para desempeñarse en ambientes académicos y profesionales multiculturales y multilingües, y estimular el componente internacional en las metodologías y estrategias curriculares y extracurriculares de todos los programas.

La Universidad Tecnológica de Bolívar cuenta con una política de promoción y apoyo a la movilidad académica de estudiantes, docentes e investigadores en doble vía. Esta movilidad se realizará a través de programas y alianzas interinstitucionales que respondan a las necesidades, intereses y objetivos de las facultades y programas académicos con el fin de garantizar el cumplimiento de las metas propuestas. Se buscará posicionar a la UTB a nivel internacional, ofreciendo en el exterior sus programas de formación, extensión e investigación.

Objetivos estratégicos

  • Promover la apertura e interacción de la Universidad con la comunidad académica y científica internacional
  • Fomentar la participación de toda la comunidad de la UTB en programas internacionales y la interacción con otras culturas y saberes
  • Aprovechar las oportunidades que brinda una mayor competencia por el mercado de la educación superior transfronteriza, para desarrollar capacidades para la exportación de productos y servicios.

La Universidad Tecnológica de Bolívar tiene políticas y estrategias para la consecución de recursos provenientes de la cooperación internacional orientadas a fortalecer sus diferentes proyectos de desarrollo académico y administrativo, movilidad, infraestructura física, investigación y programas de responsabilidad social universitaria.

Objetivos estratégicos

  • Establecer un modelo de gestión de recursos de cooperación internacional
  • Fortalecer las relaciones con los organismos de cooperación internacional
  • Conseguir recursos provenientes de la cooperación internacional para el financiamiento de las funciones sustantivas de la Universidad y la administración e internacionalización.

El Modelo de Educación del Siglo XXI implica repensar y reorganizar la concepción de los procesos académicos y administrativos. Desde este modelo es necesario desarrollar en el estudiante el aprendizaje autónomo, se exige además un mayor énfasis en la formación integral, basada en el desarrollo de competencias cognitivas y socio afectivas, con una educación de ciudadanos éticos, comprometidos con la construcción de paz, la defensa de los derechos humanos y los valores de la democracia.

Uno de sus grandes desafíos es el desarrollo de una nueva cultura, donde la persona logre combinar la generación de conocimiento con el desarrollo de las competencias necesarias para aprender a aprender a lo largo de la vida. La necesidad de permanecer en el proceso de aprendizaje se asume, por lo tanto, como referente del proceso de cambio educativo en la Sociedad del Aprendizaje y ello implica un énfasis mayor en la educación de competencias que se miden por resultados.

Este modelo implica además, la creación de currículos con calidad, flexibles y adaptados a las necesidades cambiantes del entorno, creación de contextos de aprendizaje innovadores que faciliten el desarrollo de competencias para la construcción y aplicación del conocimiento y el uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Esta apuesta comprende los siguientes vectores:

Hoy más que nunca se evidencian las grandes transformaciones que se han generado en el orden mundial, en todos los ámbitos del quehacer humano, que representan para las instituciones educativas tener que asumir nuevos retos con miras a apostarle a la formación integral del hombre, en las distintas dimensiones del ser: cognitiva, afectiva, comunicativa, socio-política, ética, a fin de lograr su realización plena en la sociedad.

En este contexto, el propósito de la UTB es la formación integral de sus estudiantes, concibiéndose ella como un proceso dinámico, que se genera dentro y fuera del aula, mediante la planificación y ejecución de un conjunto de actividades académicas, científicas, culturales, recreativas, deportivas, desde las cuales, los miembros de la Institución desarrollan y superan sus capacidades intelectuales, y se forman como individuos cultos, y miembros responsables de la sociedad.

Objetivos estratégicos

Desarrollar desde el diseño y ejecución del Proyecto Educativo las distintas estrategias que posibiliten la formación integral de todos los estudiantes de los programas de la UTB, entendida como un proceso mediante el cual la persona desarrolla y supera su capacidad intelectual, y se desarrolla como un individuo culto, y miembro responsable de la sociedad. En el ámbito de este concepto se apunta tanto a la formación de un profesional, como a la formación de la persona.

Las nuevas demandas educativas plantean a las instituciones de educación superior del país y la región la necesidad de diseñar programas académicos cada vez más innovadores, desde los cuales se formen hombres y mujeres capaces de enfrentar una sociedad en permanente cambio.

Es indudable que las características de los estudiantes que ingresan hoy a la educación superior han variado, sus posibilidades y formas de acceder al conocimiento son cualitativamente diferentes a las de hace algunos años, las demandas laborales son variadas y dinámicas, además se está desarrollando en el mundo una cultura que se ha denominado “aldea global”. Estos hechos nos llevan a pensar en la necesidad de renovar la educación y, por ende, las nuevas propuestas curriculares, haciendo de ellas unas estructuras curriculares con calidad y pertinencia.

Objetivos estratégicos

Impulsar las iniciativas que promuevan en los directivos y docentes de la institución el diseño y rediseño de propuestas pedagógicas y curriculares innovadoras, enmarcadas en los principios del Modelo Pedagógico y el desarrollo del Proyecto Educativo Institucional.

En el nuevo modelo el aprendizaje busca que los estudiantes puedan acceder, analizar, procesar y comunicar información; usar instrumentos de tecnología de información, trabajar con gente de diferentes trasfondos culturales, y comprometerse con un aprendizaje continuo y auto dirigido. Debe estar en capacidad de transferir conocimiento desde el plano general al terreno más ambiguo, tenso y cambiante donde los problemas surgen y deben ser resueltos. La implementación y uso de las nuevas tecnologías en los procesos académicos responde a las tendencias globales y se considera como un elemento esencial para mejorar la calidad de la educación, flexibilizar currículos y posibilitar el acceso con responsabilidad y efectividad a la información que existe en el ciberespacio.

Objetivos estratégicos

Consolidar los procesos de flexibilización, virtualizaciòn e interdisciplinariedad en los programas de formación de pregrado y posgrados, en correspondencia con las nuevas formas de apropiación, producción y difusión del conocimiento para el desarrollo humano.

En la Universidad Tecnológica de Bolívar el “Desarrollo” es el eje articulador de los esfuerzos en formación, investigación y extensión, expresado claramente en su misión y visión, en la que se declara su vocación empresarial, proyección social y compromiso con la transformación de su entorno. Esta apuesta contempla tres dimensiones del desarrollo: El empresarial, el regional y el humano y social.

Para el desarrollo empresarial se contempla la consolidación de la cultura del emprendedurismo; constituirse en el brazo académico del sector empresarial, en los procesos de actualización y calificación de su personal, en los estudios y servicios técnicos, de asesoría y consultaría; así mismo, reforzar las prácticas profesionales y sociales como un elemento integral de la formación universitaria.

Para impulsar el desarrollo regional es necesario la realización de múltiples actividades en los campos educativo, cultural y de investigación; asumiendo una responsabilidad frente al proceso de transformación del país, de la región y del entorno local. Esto implica actuar, de manera innovadora y proactiva, en la solución de los problemas de nuestra sociedad, caracterizada por grandes brechas, en donde están comprometidos el bienestar de su población, su identidad, autonomía y viabilidad.

En este sentido el desarrollo periférico y la expansión territorial son posibles con una oferta educativa de formación para la transformación productiva con programas técnicos y tecnológicos pertinentes y acordes con las necesidades del sector empresarial; políticas encaminadas a lograr el acceso a la educación superior de la población de bajos estratos.

El desarrollo humano y social en la UTB implica incorporar en los procesos académicos la dimensión social, la difusión y el compromiso con los valores y propender por el fortalecimiento de la cultura universal.

Esta apuesta comprende los siguientes vectores:

Objetivo estratégico

Constituirse en socio académico del sector empresarial para coadyuvar la transformación productiva mediante el fortalecimiento de una cultura de emprendedurismo en el proceso de formación, desarrollo de proyectos de innovación e investigación para el desarrollo económico del entorno, mediante la formación y actualización permanente de profesionales para hacerlos altamente competitivos y prestación de servicios técnicos de asesoría y consultoría.

La Universidad no se encuentra en espacios abstractos, sino en medio de realidades concretas. Nuestro entorno inmediato es la realidad regional y la nación colombiana. La región Caribe es una región rica en talento humano, liderazgo y tradición cultural. Cuenta con importantes recursos naturales que deben ser aprovechados para el beneficio y mejoramiento de la calidad de vida. La Universidad jugará un rol importante en la formación y capacitación de los profesionales que liderarán los procesos de modernización y transformación del entorno.

Por ello, la Universidad mantendrá una constante y permanente relación con la sociedad, como actor de transformación del entorno, a través de: la ampliación de la cobertura y oportunidades de acceso de la población al nivel de educación superior; procesos de investigación centrados en la solución de problemas de la región; la actividad de consultoría; el impacto de sus egresados; las prácticas sociales y empresariales y las acciones de proyección social.

Objetivos estratégicos

  • Fortalecer la vinculación y comunicación con el entorno social, político y económico para contribuir a la solución de problemas críticos y propiciar el desarrollo regional
  • Fortalecimiento de las relaciones con los egresados y su integración a la vida académica con la institución, en procura del mejoramiento de su impacto sobre la región.

Además de su compromiso con la tecnología, la UTB tiene que encontrar espacios a la formación artística y a las humanidades para la construcción de una sociedad más justa y equitativa, en armonía con la naturaleza y la diversidad, en clara adhesión a los derechos humanos, y orientada a la formación en el mundo de los valores humanos y trascendentes.

La Institución continuará impulsando la transmisión de la cultura para el desarrollo humano, lo cual implica enseñar, investigar y divulgar los valores, tanto los propios de una región rica en expresiones y talentos como lo es la región Caribe de Colombia, como los valores y las obras de la cultura universal.

Objetivos estratégicos

  • Involucrar la dimensión social como referente obligada en todas las acciones de la universidad, desde su inserción en los objetivos curriculares, hasta el diseño de acciones específicas referidas a objetivos concretos
  • Propiciar el diálogo académico, científico, cultural y tecnológico interdisciplinario y transdisciplinario
  • Acometer una intervención humana y social sólida en el contexto local y regional en los ámbitos y escenarios pertinentes.

El modelo de gestión para una institución en el siglo XXI exige que sea innovador y sostenible para que pueda afrontar los retos cambiantes del entorno y ser competitivos en el sector.

Este modelo se caracteriza por:

  • La existencia de una estructura organizacional flexible, acorde con los objetivos institucionales y con personas competentes para llevarlos a cabo
  • El desarrollo de capacidades con una gestión orientada a la productividad (hacer más con lo mismo)
  • La consolidación de una cultura de servicio al cliente, reflejada en valores, creencias y principios que se evidencian en sus acciones diarias
  • Una base diversificada de financiamiento
  • Un clima emprendedor e innovador
  • Un modelo de responsabilidad social universitaria.

El desarrollo de estas características ha guiado la gestión institucional en los últimos años y necesitan ser fortalecidas para hacer realidad los desafíos que plantea la visión al 2015.

Los retos más importantes de esta apuesta se relacionan con la diversificación de las fuentes de financiamiento para lograr la consolidación financiera y el desarrollo institucional; la creación de una cultura innovadora enfocada al mejoramiento continuo de la productividad institucional; la creación de un modelo de responsabilidad social universitaria y la modernización de los sistemas de información para la toma eficiente y oportuna de decisiones.

Esta apuesta comprende los siguientes vectores:

La innovación y la sostenibilidad, serán los criterios que guiarán el modelo de gestión. Para ello se hace necesario tener una estructura organizacional flexible y una cultura que facilite los procesos y el logro de los objetivos institucionales.

Objetivos estratégicos

  • Mantener una estructura organizativa de la Universidad acorde a las características y exigencias de un modelo de gestión institucional sostenible e innovador
  • Diversificar las fuentes de financiamiento y lograr la sostenibilidad financiera y el desarrollo institucional Fomentar la cultura del emprendedurismo y la innovación
  • Fortalecer el sistema integral de medición de la gestión
  • Consolidar un modelo de responsabilidad social universitaria, RSU, que dé cuenta de todos sus grupos de interés.

¡Comparte este contenido en tus redes sociales!

Socios corporados